consume cannabis

¿Los Juegos Olímpicos, un modelo obsoleto?

"Unos Juegos menos caros, más respetuosos con el medio ambiente y en definitiva más sostenibles será una constante en los próximos años", afirma Emilio Fernández

Publicado: 2016-01-16


Brasil está agobiado por una intensa crisis económica - alza del desempleo, la inflación y una contracción del PIB - y una intensa crisis política - escándalos de corrupción y juicios políticos contra Rousseff. Para colmo de males, una epidemia de graves enfermedades transmitidas por mosquitos se ha propagado a lo largo del país.

Todo lo anterior obliga a los organizadores de los Juegos Olímpicos Rio 2016 a tomar medidas para reducir costos: trabajadores del Comité Rio 2016 tienen prohibido usar la impresora; los deportistas no tendrán televisores en sus habitaciones; el centro acuático será a cielo abierto; reducción del 30% de los gastos en rubros como la gastronomía de alta calidad para los VIP; en algunos lugares se usarán carpas temporales, en vez de estructuras más duraderas.

No obstante, la austeridad no es el único problema que enfrentan los organizadores. Se teme no vender suficientes boletos para cubrir el 17% del presupuesto, debido a que a los brasileños no les entusiasma algunas disciplinas olímpicas. Al 31 de diciembre, se han vendido menos de la mitad de los 4,5 millones de entradas reservadas para el mercado local. 

La infame congestión de la ciudad es otro inconveniente. Para combatir ello se ha extendido una línea de metro en 16 kilómetros que trasladará aproximadamente a 300'000 personas al día al Parque Olímpico, principal escenario de competiciones. No obstante, el Gobierno del Estado aún está pidiendo créditos para finalizarlo.

Los organizadores aún no completan los preparativos de seguridad. Un inconveniente que ha subido en la lista de prioridades debido a los recientes atentados terroristas en París. Aun cuando se destinarán al evento 85.000 soldados y policías - cerca del doble de los empleados en Londres - varios contratos relacionados con máquinas de rayos X y detectores de metales no han sido adjudicados.

La Bahía de Guanabara, sede de las competencias de vela, está contaminada con basura y excrementos humanos. Los planes de tratamiento de aguas residuales nunca se materializaron. No se ha finalizado un contrato para proveer electricidad de respaldo para los sitios que albergarán los eventos olímpicos en una ciudad donde los apagones ocurren a menudo.

Pedro Trengrouse, profesor de derecho deportivo en la Fundación Getulio Vargas, señala que “los Juegos Olímpicos enfrentan una crisis mundial, cada vez hay menos países democráticos dispuestos a asumir esas cuentas. Por eso vemos que países como China, Qatar o Rusia donde la población participa poco de la toma de decisiones, empiezan a ocupar más espacio en esos eventos”.

Emilio Fernández, profesor del Centro de Estudios Olímpicos y del Deporte de la Universidad Autónoma de Barcelona, dice que “el discurso de organizar unos Juegos menos caros, más respetuosos con el medio ambiente y en definitiva más sostenibles será una constante en los próximos años porque eso está inscrito en el espíritu del tiempo pero, sobre todo, porque el Comité Olímpico Internacional ya lo ha declarado en su Agenda 2020”.

Referencias

Connors, W. (11 de Enero de 2016 ). Rio 2016 Faces a Carnival of Unusual Problems. The Wall Street Journal. 

Martín, M. (6 de Enero de 2016). Río de Janeiro ultima los Juegos Olímpicos de la crisis. El País.



Escrito por

Diego Rosales Alvarez

Estudiante de Economía. Libre del síndrome de Solomon.


Publicado en

Perú diabético

El Perú es diabético porque sufre de neuropatía; no sentirá una chincheta en el píe, posiblemente, hasta obtener una infección.